Una casa para disfrutar.
Y para desconectar.

CA SA GÜELA es una preciosa finca del siglo 17 restaurada con antiguas sabinas y roble en estilo tradicional ibicenco. Ideal para una o dos parejas o para una familia, se encuentra en un hermoso valle desde el que se llega con facilidad a Ibiza, pueblos y playas increíbles.

Se trata de un lugar pensado para estar cómodo, con un confort lleno de encanto y clase, en absoluto ostentoso pero con muy altos niveles de calidad. Puertas y ventanas de madera de castaño, piedra, cal, y unas anchas paredes encaladas en blanco puro son los materiales que te rodean en toda la construcción.

Las 2 habitaciones son muy espaciosas y silenciosas. Una de ellas, enorme, cuenta con ducha y la segunda tiene un gran cuarto de baño donde la luz entra desde tragaluces ocultos en el techo.

La casa tiene una sala de TV, sistema de audio SONOS y buen wifi pese a estar en medio de la naturaleza. Se trata de una construcción pensada por un suizo y se nota en la calidad de los acabados, en los materiales naturales de los muebles, camas, colchones y ropa de cama y en la impresionante limpieza que respira cada rincón de esta maravillosa casa de 190m2.

La gran cocina de estilo ibicenco se abre a una terraza con piscina de 14 metros y vistas impresionantes. Con dos porches, se trata de un lugar mágico para cenar con familia o amigos gracias a la barbacoa Weber de gas en la que podrás preparar pescados, carnes o verduras sin ningún problema.

La finca ofrece privacidad total y servicio de conserje (el dueño vive en otra casa anexa independiente) Si quieres intimidad, cuenta con ella. Si necesitas cualquier cosa, también.